Marketing de Influencers: ¿Sí o no?
septiembre 24, 2020

El marketing de influencers, se basa en la acción estratégica de colaborar con un influencer para que promocione tu producto o servicio y haga crecer tu marca.

Pero, ¿qué es un influencer?

Un influencer es aquella persona que despierta fanatismo en cierto sector de la población. Es alguien que, como su nombre lo indica, influye en las decisiones de consumo de las personas (también pueden influir en otros niveles, pero en este caso nos centraremos en su poder de generar consumo). Las marcas y empresas, siempre han colaborado con personajes influyentes de la cultura popular para promocionar sus productos (podemos pensar por ejemplo, en las publicidades de Pepsi donde estaban Britney Spears, Beyoncé, Pink y Enrique Iglesias).
Sólo que ahora, esos personajes influyentes no se encuentran en la música o las películas, sino en Internet. Redes sociales como Instagram o YouTube, abrieron todo un mercado de infinitas posibilidades alrededor de la figura del influencer, que gracias a su cantidad de seguidores y conexión cercana con su público, pueden promocionar todo tipo de productos y servicios, potenciando el crecimiento de las marcas que trabajen con ellos.
Pero, aunque suene prometedor, como todo en esta vida tiene sus pros y sus contras. Vamos a analizarlo en profundidad y de ahí, sabrás si es algo que le conviene a tu marca, o no…

Pros de trabajar con Influencers:

  • Mejora la reputación de tu marca: Este sea tal vez, el beneficio más inmediato de considerar incluir a un influencer en el desarrollo de tu plan de marketing. Sus seguidores, confían casi ciegamente en los productos o servicios que promocionan, ya que hay detrás un deseo de “querer ser” o tener lo que ellos tienen. Por lo cual, confiarán en el producto que el influencer está mostrando y eso podría traducirse en más seguidores o ventas y por ende, en reputación.

 

  • Puede ser económico: Muchas veces, basta con que realices un intercambio de productos o servicios con ese influencer a cambio de que genere contenido en sus perfiles hablando de eso. Es lo que se conoce como “canje” y puede ser un método de bajo presupuesto para poder incluir el rol del influencer en tu estrategia de marca.

 

  • Los influencers son versátiles: No existe un solo canal con el que se manejan para promocionar los productos, por lo cual esto puede ser beneficioso en términos de creatividad. Un mismo influencer puede promocionar el producto a través de Instagram, Tik Tok, YouTube o incluso aparecer en la televisión. Por ejemplo, la bloggera española de moda y estilo, Gala González ha aparecido en publicidades para Carolina Herrera, o el YouTuber argentino Kevsho, que ha participado en publicidades de la gaseosa Fanta. Esto nos muestra que los influencers son personajes versátiles, que pueden adaptarse a varios canales a la vez.

 

  • Crea vínculos con tu consumidor potencial: La promoción de los productos en los perfiles de Instagram de los influencers, usualmente suelen ser sutiles. No siempre intentan venderte el producto directamente, sino que se camufla a través de conversaciones e interacción con los seguidores. Por lo cual, los potenciales consumidores no lo perciben como algo molesto o invasivo (a menos que sea muy obvio, pero ya vamos a meternos en eso), sino que interactúan naturalmente con ese producto o servicio. El vínculo entre el influencer, el consumidor y tu producto será clave para que eso se traduzca en algo que beneficie a tu marca.

Contras de trabajar con influencers:

  • La relación puede ser efímera: Hace tiempo que estamos en la era de lo instantáneo. La fama es instantánea, pero desaparece de igual manera en un abrir y cerrar de ojos. La “cultura de la cancelación” puede jugarnos en contra si a nuestro influencer le va mal en algún punto o se descubre alguna actitud o acción que sea repudiable por la sociedad. Es por eso que hay que tener mucho cuidado y tener en cuenta que tu marca y el influencer deben ante todo, compartir valores. Esto repercutirá en la imagen y credibilidad que tendrán los seguidores de tu marca.

 

  • El influencer brilla más que el producto: Algunos personajes son tan relevantes para la cultura popular, que pueden opacar el producto en sí, y la estrategia planificada puede irse al pique. Un ejemplo puede ser el de la bebida energética HYPE, que utilizó a Kim Kardashian para promocionar la marca, pero eso no necesariamente se tradujo en más ventas. Es por esto que no es mala idea ir de a poco, y empezar trabajando con influencers que sean más “cercanos” a nuestra realidad.

 

  • No todo es lo que parece: El mercado de los influencers, puede ser muy engañoso. No necesariamente tener millones de seguidores o comentarios en los posts significa que el alcance de ese influencer sea tal. La profesionalización del rol, lleva a que muchas veces, estos personajes inflen sus números en redes sociales para aparentar un engagement que luego no aportará un crecimiento significativo para tu marca. Por lo cual, siempre es necesario hacer un buen estudio previo del flujo de seguidores y su interacción con el influencer que querés contratar. De otra forma sólo será una pérdida de tiempo, plata y credibilidad.

 

  • Saturación: Algunos influencers, trabajan con demasiadas marcas a la vez y esto hace que poco a poco vayan perdiendo esta “naturalidad” que atrajo a sus seguidores en primer lugar. En algunos casos, los seguidores pueden identificar cuando es un posteo espontáneo y cuando te están intentando vender algo a toda costa, sin importar si es relevante o no (como el caso de quienes promocionan NuSkin). No queremos que nuestra marca, producto o servicio se pierda en la marea de productos que promocionan los influencers o que se ponga en duda nuestra “autenticidad”. Por lo cual, nuevamente, trabajar con influencers a menor escala (de tu propia ciudad), y sobre todo el cómo, podría ayudar a que no sea percibido como un “canje más”.

Tip extra: El influencer por sí solo no puede hacer todo el trabajo. Si no hay una estrategia detrás que sostenga el porqué, el cómo, el para qué y el cuándo, no tendrá mucho resultado a largo plazo trabajar con uno de ellos. Por eso, hay que verlos como una nueva alternativa o forma de comunicación para llegar a tu objetivo, no como el producto en sí.

 

Lorena Zuluaga Hájek tiene 25 años, está a pocos pasos de recibirse en la Licenciatura de Comunicación Social de la UNPSJB.

Google presenta “G-Workspace”

En reemplazo de “G-Suite”, Google presenta su nueva plataforma de trabajo online, llamado “G-Workspace”. “Todo lo que necesitas para hacer lo que sea, ahora en un sólo lugar”, reza la empresa en un comunicado. En julio de este año, Google había adelantado su interés...

Marketing de Influencers: ¿Sí o no?

El marketing de influencers, se basa en la acción estratégica de colaborar con un influencer para que promocione tu producto o servicio y haga crecer tu marca. Pero, ¿qué es un influencer? Un influencer es aquella persona que despierta fanatismo en cierto sector de la...

Amigarse con el “video marketing”

Es un hecho que uno de los grandes cambios que están experimentando las redes sociales es el predominio del formato audiovisual por sobre la mera imagen. Y no es de extrañar: TikTok la está rompiendo, con sus más de 800 millones de usuarios y su formato de videos...

Comunicar en tiempos de coronavirus

Y cuando nuestra cabeza estaba preparada para los nuevos desafíos del 2020, ¡boom!, explotó el coronavirus con todo. Esta pandemia hizo tambalear la cotidianeidad de nuestra sociedad de una manera que hace tiempo no vivíamos. En Argentina, la cosa aún tiene para rato,...